fbpx

Escandinavo

Conoce este estilo tan natural.

El estilo escandinavo es un acierto seguro si te apasionan las líneas sencillas, la luminosidad y un cierto aire vintage industrial. Destaca por el buen uso del espacio. Aprovechar el espacio es imprescindible. Gracias a sus tonos claros y líneas minimalistas  no parecen recargadas ni proporcionan sensación alguna de agobio y desorden.

Opta por los tonos blancos, las paredes blancas son la estrella del estilo nórdico por la gran luminosidad que aportan. Para  los suelos utiliza materiales naturales que provienen de la naturaleza en tonos claros, como la madera de arce, pino, haya o los laminados en tintes blancos. La iluminación  debe ser muy abundante, potenciando al máximo la entrada de luz del exterior.

En cuanto a textiles, cortinas, cojines, etc., utiliza el algodón y el lino para crear una combinación perfecta de naturaleza.

En general los acabados siempre son neutros, tanto en paredes y techos como en el resto de la carpintería que tiendan  al blanco, bien a los tonos de madera muy claros.

Los muebles son de líneas muy sencillas y depuradas. Utiliza  piezas recicladas y detalles con mucho encanto. Para destacar el resto de decoración utiliza toques de colores vibrantes como el rojo, azul o verde.

«El bien más valioso del estilo escandinavo es la luz»

Translate
×