fbpx

7 trucos para elegir el color de tus paredes

por | Jun 20, 2022 | 0 Comentarios

Hola ¿qué tal?, ¿cómo estás? Hoy quiero hablarte de los efectos visuales que podemos conseguir utilizando el color.

Utilizándolos  podemos modificar los espacios, podemos hacer que una habitación parezca más grande, más pequeña, más alargada, e incluso más acogedora.

Los colores nos ayudan a cambiar nuestras estancias y, además, utilizados con creatividad, contribuyen a crear ambientes, reducir o ampliar alturas, esconder defectos de paredes, y hacer los ambientes más acogedores o más fríos.

Pero, ¿cómo podemos transformar espacios únicamente usando el color?

El uso efectivo del color es un medio muy importante para dar un cambio a la decoración de tu hogar. 

Es importante que sepas que los colores claros hacen más luminosas las estancias, amplían los espacios y los hacen más ligeros, al contrario de los colores oscuros, que los hacen más pequeños y pesados, aunque también es cierto que bien usados podemos conseguir un efecto de profundidad que nos resulte muy atractivo y acogedor.

Seguramente ya sabrás que, en cuanto a la temperatura del color, tenemos los colores fríos y los colores cálidos.

Salón acogedor

Colores fríos y colores cálidos

Los fríos los encontramos en la gama de los azules, los verdes, el turquesa, el cian y el violeta, y son los que nos transmiten sensación de baja temperatura. Decorar las paredes con colores fríos hace que los espacios parezcan más grandes.

 Los cálidos como los naranjas o el rojo nos estimulan, nos provocan sensación de cercanía, y son colores muy vitales, alegres y activos. Utilizando estos colores en las paredes puedes conseguir que los espacios parezcan más pequeños, porque visualmente nos acercan.

Te voy a dar unos cuantos trucos, en cuanto a efectos ópticos, para que consigas sacarle el máximo partido a tu casa.

TRUCO Nº 1
Para conseguir que tu espacio sea más grande, más luminoso, más espacioso, la solución es pintar las paredes y techos en un color blanco, un blanco intenso. Además, consigues que tu mobiliario y objetos decorativos destaquen y luzcan mejor. Utiliza este color en espacios pequeños, no solo en dormitorios y salones, sino también en el baño.

TRUCO Nº 2
Si queremos destacar un cabecero o una bonita cama, pinta la pared en un color distinto al resto. Utilízalo también en el salón para destacar un sofá, una zona de escritorio o algún mueble bonito que quieras que destaque.

TRUCO Nº 3
Para estancias rectangulares, demasiado alargadas y que resulta complicado decorarlas, la solución seria pintar las paredes laterales en un color claro y pintar la pared del fondo en un color intenso y oscuro. Conseguiremos así que esta pared se acerque a nosotros.

TRUCO Nº 4
Si quieres ganar profundidad haz lo contrario, pinta las paredes laterales en un color oscuro y deja la pared del fondo en un color blanco.

TRUCO Nº 5
Si tienes un espacio demasiado grande y cuentas con techos muy altos, resulta más difícil que sea acogedor. Para que no parezca desangelado, aquí hay un truco muy bueno, que es pintar el techo y las paredes del mismo color. Este efecto óptico lo que hace es reducir mucho el espacio. Y recuerda que cuanto más oscuro sea el color más impacto tendrá.

TRUCO Nº 6
Para los pasillos, y ojo con esto, porque muchas veces son vuestro quebradero de cabeza, es mas fácil de lo que puedas pensar. Si tienes un pasillo estrecho y oscuro, para conseguir que visualmente parezca mas ancho pinta la pared final y el techo de un color oscuro y el resto de paredes en un color claro como el blanco.

 Y si por el contrario tienes un pasillo pequeño, para darle más amplitud la solución es pintarlo en blanco, techo y paredes. No cometas el error de partir la pared en dos colocando un zócalo a media altura y a dos colores. Si te gustan los zócalos porque quieres proteger las paredes ya que es una zona de mucho tránsito, entonces píntalo del mismo color que la pared, en un color muy claro.

TRUCO Nº 7
Si tu hogar es pequeño o tiene techos bajos hay que pintarlo en color blanco. Es la mejor opción ya que ayuda a que el espacio se perciba más amplio y las paredes parezcan más altas.  Pero si tu caso es el contrario, tus paredes son demasiado altas y quieres bajar el techo, el truco es pintar una franja a media altura de distinto color, visualmente acortaremos el espacio.

Como ves, son trucos muy sencillos y que funcionan muy bien, simplemente tienes que saber el efecto que quieres conseguir con las combinaciones de colores para que todo en conjunto encaje.

 Espero que te hayan resultado interesantes y útiles todos estos truquillos que te he dado.

 Un abrazo, hasta pronto.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate
×